domingo, 18 de marzo de 2012

SAD


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sabes...la huella que dejo Simón es imborrable. Hay que empezar a recordarle con una sonrisa en vez de con lágrimas en los ojos....si es costoso para mí, imagino que para vosotros sea aún peor. Pero siempre estara en mi corazón. Mucho animo en estos días, es díficil ver el tiempo pasar sin él...pero hay que mirar hacía delante, no queda otra. Un besote guapa

evalon dijo...

se intenta
;-|