domingo, 20 de marzo de 2011

romance


Érase una viejecita sin nada que comer,
si no caldo, fruta y queso, 
pan y vino, torta y miel.
Tomaba caldo, chocolate, 
aguardiente, té, café,
y la pobre no tenía
qué comer y qué beber.


sacado de cierto libro que Chitina trajo a Asturias
nunca sabrás el bien que hiciste aquel día
aún hoy está a mano siempre, gracias!!

un saludín

1 comentario:

Anónimo dijo...

Me alegro que le guste tanto y sea de tanta utilidad. Eso es lo que verdaderamente importa.
Besotes
Elisita
chitina@hotmail.com