lunes, 25 de enero de 2010

año nuevo... sonrisa profidén

No me queda más remedio, se me saltó un empaste hace tres días
que pereza da tener que ir a visitar a este tipo de médico,
pero la boca es fundamental
a mi edad, mi  madre la pobre llevaba ya quince años si muelas,
 hoy en día padece mucho del estómago
por consecuencia de que al comer, la dentadura no muele bien la comida
y el estómago ha de trabajar mucho más para sacar los nutrientes de los alimentos...

La mala calidad de mi boca viene de familia,
Paula ya lleva en sus muelas de leche, endodoncias
empezó con "me duele la boca" y pedí hora al dentista y zapabammmmmba... una pasta
y se lavaba los dientes todos los días,
peeeeeero siempre hay chocolate en todas las casas para ella
y claro, todos los días, todos los días...
de nada servía que yo les dijera no se lo dieran, o lo que fuera,
se lo daban a escondidas... era divertido engañar a mama, se reían de mí, güelos, tíos y niña
después se les fué helando la risa a todos,
pero la que sufrió fué Paula, con seis años ya en el potro
por ahora controlamos a la mona, pero en cuanto se les olvida...

luego me llaman exagerá porque me pongo hecha una fiera...
 pero los casi 400 euros entre viajes e historias
que pagamos por arreglarle la boca, esos ya no se recuperan

los abuelos consienten y los padres educan,
pero por favor, abuelos, tengan un poco de piedad
esa frase no es una patente de corso

un saludín
evalon

No hay comentarios: